Archivo de la categoría: toallas

foutas de playa

Foutas de playa ¿Sabes cuales son las diferencias entre una toalla de playa y una fouta?

A lo mejor tienes la creencia de que se trata del mismo artículo, pero te aseguramos que no. Hoy desde Almacenes Jarrous vamos a explicarte las principales diferencias entre una toalla de playa y una foutas de playa.
Las foutas de playa estaban pensadas originalmente para cubrir y secar el cuerpo durante el hammam -baño turco-, pero ahora las foutas de playa han conquistado el resto de los territorios debido a que es un elemento que tiene distintas funcionalidades. Las foutas de playa son peculiares toallas de grandes dimensiones y gran absorción pueden utilizarse tanto en el interior como en el exterior de casa.

Foutas de playa y toallas:Principales diferencias

La fouta se ha convertido en la verdadera estrella del verano. Sus grandes ventajas la han convertido en el accesorio predilecto de los días de playa o piscina, desbancando a la tradicional toalla de playa. Y es que además de contar con unas dimensiones superiores a las de una toalla de playa clásica, las foutas son mucho más ligeras, apenas ocupan espacio y se secan con mayor rapidez. Y, por si fuera poco, ganan en suavidad con el paso del tiempo y con el número de lavados. No tiene el aspecto áspero de una toalla cuando lleva ya varios lavados o tiene algún tiempo de ser utilizada.

Otras funcionalidades de las foutas

Las foutas de playa además de utilizarse para secarnos la piel, también la podemos utilizar como elemento para abrigarnos del frescor de las noches de verano y también se puede utilizar como elemento decorativo en el salón de casa, cubriendo el sofá a modo de plaid.
Algunas publicaciones de moda optan por ir un poco más allá del verano y proponen la utilización de las foutas como pañuelo o bufanda fina para abrigarnos del frio o dar un toque elegante a nuestros estilismos.
Como puedes leer con las foutas todo son ventajas y múltiples funcionalidades, así que ¿A qué esperas para conseguir la tuya?

toalla de microfibra

Toalla de microfibra de equipos de fútbol

Otra opción en Almacenes Jarrous la toalla de microfibra

Las toallas de microfibra son perfectas para practicar cualquier tipo de deporte ya que tienen una características que las hacen únicas: – Las toallas de microfibra se secan rápidamente. – Las toallas de microfibra al secarse rápidamente no pesan nada, son ultraligeras para guardarlas después de una sesión de gimnasio o una sesión de running por nuestro parque favorito.

En nuestra opinión, su utilidad fundamental reside en el poco espacio que ocupan, así como en su fácil secado. De esta forma, son especialmente útiles para su transporte y uso fuera del ámbito doméstico. Ideales para llevar al gimnasio, la piscina, el balneario, el spa, etc…

Las microfibras son fibras textiles sintéticas mucho más finas y resistentes que las naturales. Las características morfológicas especiales de los hilos, con canales longitudinales, permiten manufacturar tejidos muy densos y con mucha capacidad de absorción, sin que por ello aumente su grosor.

Sin embargo, a pesar de su gran suavidad y grado de absorción, en nuestra opinión, nunca conseguirán sustituir al algodón en el baño, ya que su uso no es tan agradable, ni su utilidad decorativa tiene comparación.

El algodón tiende a repartir el agua absorbida por toda la extensión de la prenda, ya que la absorción se produce por su propia estructura molecular, por lo que podemos pasar el mismo pedazo de toalla sobre la piel mojada, sin que la toalla esté  excesivamente húmeda.

No es así en el caso de la microfibra, que no absorbe el agua de forma natural, sino que la retiene en canales específicamente diseñados sobre los hilos. Esto se produce sólo en la zona que se ha puesto en contacto con el agua. Si los canales están completos, no se absorbe más agua, por lo que deberemos ir cambiando la zona de secado. Por esta misma razón, las toallas de microfibra se secan fácilmente, ya que al apretar la tela el agua es expulsada de los canalillos sin dificultad.

 

toallas y albornoz

Toallas y albornoz ¿Cómo mantenerlos suaves?

Toallas y albornoz, tienes un gran reto que queden al lavar como el primer día.

Cuántas veces al poner tu lavadora pensarás: «ojalá esta toallas y albornoz quedaran suaves como el dia que los utilicé por primera vez».

Sabemos que con tantos lavados de las toallas del gimnasio, de las toallas de los más peques, tus toallas y albornoz van perdiendo en suavidad y tacto agradable, pues bien para que tus toallas estén suaves como el primer día te proponemos una serie de consejos que esperamos sean de utilidad.

1. Evita el suavizante

Para el resto de ropa, con el suavizante conseguimos que la ropa esté más suave al tacto, y con un rico aroma; pero con las toallas no es buena idea usar suavizante, ya que guarda humedad y puede acabar pudriendo la tela, provocando de esa manera malos olores en los tejidos, etc.

2. Usa poco jabón y agua fría. 

El jabón apelmaza las fibras de la toallas dejando el rizo de las toallas duro, por lo tanto, lavar con menos jabón será más recomendable…

3. No llenes la lavadora a tope

Teniendo en cuenta que para lavar las toallas y albornoz es mejor usar poco jabón y agua fría; y que además es recomendable que la lavadora no esté muy llena, para que el agua pase a través del tejido de cada una de las toallas ¿por qué no preparar una lavadora con sólo toallas y albornoz ?

Te contamos un secreto: Prueba lavar tus toallas con vino blanco.

Si, si… has leído bien.

El vino blanco, no sólo les dará a todas las toallas y albornoz  esa sensación de suavidad que tanto te gusta, sino que además  los desinfectará dejándolos libres de gérmenes… Teniendo en cuenta que el lavado recomendable es con agua fría, es todo un punto a su favor, ¿no te parece?

Puedes añadir el vino blanco directamente en la lavadora; o previamente, poner a mojo las toallas con agua y vino blanco para posteriormente lavarlas en la lavadora como ya te hemos contado: con agua fría y pocos textiles.